sábado, 8 de febrero de 2014

El tiempo pasa ... los recuerdos permanecen

No quería empezar este año sin dedicarle un recuerdo a un buen amigo desaparecido ...

Carlos Laguna Carrasco

Lamentablemente, la montaña nos lo arrebató, a familia y amigos, un día 1 de Enero de hace exactamente 20 años, después de completar una escalada en hielo en la sierra de Gredos.

Mi relación con Carlos fue, lamentablemente, muy corta en el tiempo, pero afortunadamente, intensa. Aficionados ambos a las actividades en montaña, nos conocimos a finales de los 80 a través de un amigo común, que puso en contacto los dos grupos de aficionados en que nos movíamos. Fué nuestra común afición a la bicicleta de montaña, el hecho de que el resto de amigos no la compartiera y mi recien ganada independencia, de la mano de mi primer coche, lo que nos hizo compartir muchas jornadas, que comenzaban recogiéndole en su barrio, Usera, delante de la tienda Montcamp que había en la calle Antonio Lopez.

La bicicleta de montaña fue el principal nexo en común, pero también realizamos ascensiones, como aquella que nos llevó desde Torla hasta la cumbre del Monte Perdido ... en que no pudimos ver nada, pues había una niebla del demonio.


Camino viejo de Torla, Ordesa (Huesca)
Noviembre 1991

Siempre recordaré con nostalgia aquellos ascensos en bicicleta de montaña al puerto de la Fuenfría, por la carretera de la República, completamente picados, codo con codo, en que dabamos el 110% ... ¡¡ como disfrutábamos !!.


Carretera de la República, Valle de la Fuenfría (Madrid)
Diciembre 1991

El 1 de Enero del 91 ingresé en un conocido club de montaña de Madrid, lo que nos puso en contacto con los que pronto serían buenos amig@s y con los que compartimos muuuuuchas pedaladas, risas ... y otras muchas cosas.


Puerto del Cardoso I, Sierra Norte (Madrid)
Marzo 1992

Puerto del Cardoso II, Sierra Norte (Madrid)
Marzo 1992

Si hay una foto en la que se manifiesta su caracter, es esta: pura alegría, vitalidad, inocencia y picardía combinadas en la proporción exacta, su punto de guasa, pasión por los espacios abiertos, su bondad ... ese era Carlos. Me encanta esta foto ...

Cabeza Mediana, Valle de Lozoya (Madrid)
Noviembre 1992

Desde mis años en la universidad, en que conocí a algunos aficionados a la montaña, posteriormente amigos, fué creciendo en mi el interés por el alpinismo, que se acrecentó con mi ingreso en el club antes citado. A finales del 93 ya había hecho mis pinitos en algunas pequeñas cascadas y Carlos, con cierta experiencia en este tipo de ascensiones, me tentó con ascender la norte del Almanzor (Gredos) en invierno. Lamentablemente, retornando de dicha ascensión, fué cuando se produjo aquel maldito accidente, que nos dejo huerfanos de su compañía ...


Norte del Almanzor, Sierra de Gredos (Avila)
Enero 1994

Solo decir, que aún pasado el tiempo, te recordamos, recordamos la amistad con que nos regalaste ... y no podemos por menos que lamentar tu perdida.

pd.: esta entrada está dedicada a Cristina, madre de Carlos, a quien sé que le hará ilusión ...

martes, 31 de diciembre de 2013

La última del 2013

Echo la vista atrás un año y debo reconocer que el 2013 ha sido generoso conmigo, ofreciendome algunas oportunidades que ya barruntaba allá por finales del 2012 y otras que han resultado una verdadera sorpresa. Todas ellas supondrán un reto, en lo personal y en lo profesional ... pero quien dijo miedo habiendo hospitales.

En lo fotográfico, algunas imágenes que tienes un especial significado para mi:
 
Ésta, que simbolizó mi definitiva ruptura con una web de fotografía ... y posiblemente con el resto de ellas ...

Punto final

Ésta, que por su intenso colorido representa la vitalidad de la primavera en que fué tomada ...

Luz de urbe
 
Ésta, que me hace recordar los buenos momentos pasados en compañía de nuestros amigos de La Urtz, que tan amablemente nos acogieron en su casa ...

Isra
 
Ésta, que me hará recordar los buenos momentos pasados en Paris en compañía de mi mitad ...

Museo del Louvre

Ésta, en la que gracias al buen amigo Beni, reviví los subidones de adrenalina que hace algunos años experimentaba en la montaña ...

En la gloria

Ésta, que me hizo sentir vivo ...

A ras de suelo

Ésta, que me demostró que puedo llegar donde me proponga ...

Persiguiendo un sueño I

Ésta, que me hizo ser consciente de lo bien acompañado que voy en este viaje ...

Lucas bajo las estrellas

Ésta, que representa una tradición que no rompo desde hace 14 años ...

Felicitación 2014
 
Y por último, una imagen "calentita", que simboliza lo que deseo para nuestros amigos y familiares ...

Tras la noche, siempre hay un nuevo día

Nos vemos en el 2014 ...

lunes, 9 de diciembre de 2013

Gormaz en compañía

De vuelta de la sesión por tierras sorianas el pasado Julio, me dí de bruces con la fortaleza califal de Gormaz. Se trata de una edificación imponente, de más de 1 km de perímetro amurallado, construida en lo alto de un cerro que domina la orilla norte del Duero y que fué la mayor fortaleza de la Europa de su época (data del siglo IX). Impresionado, decidí volver y realizar una sesión en que los astros la embellecieran, debiendo esperar para ello hasta finales de Septiembre.

En esta ocasión, me acompañaría Lucas, mi hijo mediano. Esperaba que disfrutara de las historias que le contaría relacionadas con la historia del lugar, la pernocta en el campo y por supuesto, de esas largas conversaciones padre/hijo que tenemos cuando estamos solos y que tanto me gustan.

Lamentablemente, no obtuve los resultados (fotográficos) esperados, pues la luna llena salió después de desaparecidas las luces crepusculares, con lo cual cualquier intento de disparar en su dirección quedaba completamente velado. Tampoco pude buscar un encuadre de la fortaleza enmarcada por las estrellas, pues había que dar solución a necesidades mas perentorias de mi tierno vástago ... :-)

Lucas bajo las estrellas
Canon 40D, Tokina 11-16 a 14 mm, flash y trípode
25s, f5, ISO1000, RAW revelado en DPP

Teníamos pensado madrugar para buscar cierto encuadre ... pero se nos pegaron las sábanas (y eso que el catre no era particularmente cómodo), así que nos tuvimos que conformar con otros encuadres más sencillos (por no decir corrientes), pero eso si, contra un cielo realmente dramático.

Viendo pasar la historia
Canon 40D, Canon EF 70-200 f/4 L IS USM a 138 mm
10s, f/5.6, ISO200, RAW revelado en DPP

Viendo el cielo, me dio por pensar que este sería uno de esos amaneceres "dobles", en que primero se tiñe de tonos muy intensos y después de tonos pastel, así que ni cortos ni perezosos cambiamos rapidamente de localización (menos mal que no había radares ...).

Amaneciendo
Canon 40D, Tamron 17-50 a 50 mm
0.3s, f/8, ISO100, RAW revelado en DPP

Impresionante como puede cambiar la escena en poco tiempo, pues en pocos segundos los tonos apastelados desaparecieron y dieron lugar a un intenso rojo rasante, enmarcado por un cielo azul casi completamente cubierto de nubes.

Amanecido
Canon 40D, Tamron 17-50 a 44 mm
1/13s, f/8, comp exp +1/3, ISO100, RAW revelado en DPP

Satisfechos con la experiencia, que menos que un autoretrato para el albúm familiar ...

Compartiendo ilusiones
Canon 40D, Tamron 17-50 a 30 mm
1/50s, f/10, comp exp +1/3, ISO100, RAW revelado en DPP

Espero volver pronto a este lugar y conseguir las imágenes que se merece ...

viernes, 6 de diciembre de 2013

Saldos de verano

Después de dos meses sin asomarme por esta ventanita, hoy os traigo unas imágenes que bien podían definirse como saldos de verano: imágenes que he mirado y remirado, pero que siempre he desechado en favor de otras, sin otra historia común tras ellas que llamarme la atención por algún pequeño motivo.

Esta araña, bien pudiera parecer que intentaba capturar al Sol poniente.

Capturando al Sol
Canon 40D, Canon EF 70-200 f/4 L IS USM a 200 mm, flash y trípode
f/5, 1/80s, comp exp -1, ISO400, RAW revelado en DPP

Los rayos del Sol rasantes tiñen de color la tela de la araña, que paciente, aguarda su comida.

El final del arco iris
Canon 40D, Canon EF 70-200 f/4 L IS USM a 200 mm
f/4, 1/200s, ISO100, RAW revelado en DPP

Nunca había visto una colonia de cormoranes y menos poderla fotografiar con un objetivo de buena calidad. Allí estaban, calentandose con los último rayos del Sol, mientras el mar se arremolinaba a sus pies.

La colonia
Canon 40D, Canon EF 70-200 f/4 L IS USM + EXTENDER 2X III a 400 mm, polarizador y trípode
f/9, 1/160s, ISO400, RAW revelado en DPP

Una gaviota bañada por los últimos rayos de Sol, simplemente ... pero en esta ocasión con la suficiente calidad como para verla detalle en los ojos .

La pupila de la gaviota
Canon 40D, Canon EF 70-200 f/4 L IS USM a 200 mm
f/4, 1/640s, comp exp -1/3, ISO800, RAW revelado en DPP

De la última noche de nuestras vacaciones estivales, en el camping Taurán, disfrutando de una noche de luna llena y cielo despejado.

Estrellas en Taurán
Canon 40D, Tokina 11-16 a 11 mm, flash y trípode
Panorámica compuesta por dos imágenes verticales
f4, 30s, ISO800, RAWs revelado en DPP y edición zonal

Unas estrella que no había fotografiado nunca y ya les tenía ganas ...

Otras estrellas
Canon 40D, Tokina 11-16 a 11 mm y trípode
f7.1, 2s, ISO640, RAWs revelado en DPP y corrección distorsión PS

Espero os gusten ...

pd.: para visualizar mejor, picar las imágenes y pantalla completa (F11)

domingo, 6 de octubre de 2013

Emociones

Viendo imágenes aquí y allá, me he preguntado cuantas realmente me emocionaban, cuantas conseguian fijar completamente mi atención sin necesidad de echar mano de la racionalidad ("bonito contraste cromático", "excelente encuadre", "acertada composición", "gran dinamismo", "atractiva edición", "luces controladas" ... ya sabeis), esas en que las sensaciones a flor de piel que generan dejan en un segundo plano o incluso hacen desaparecer todo eso por lo que los "iniciados" nos interesamos en fotografía: encuadre, composición, color, contraste, movimiento, revelado, edición. Quizá en fotografía de paisaje, esto sea más dificil de conseguir que en otras disciplinas, como el fotoperiodismo, en que con frecuencia encontramos otros seres humanos en situaciones extremas con los que es muy facil empatizar, ponernos en su lugar y percibir, aunque sea remotamente, sus emociones ...

En la carrera de ratas en que vivimos, parece como si no pudieramos volver a casa sin fotos de una jornada fotográfica y en ese afán, volcamos en los medios imágenes perfectas (a veces, ni eso)... pero, con frecuencia, vacias, inermes ... sin emociones, completamente eliminadas de la ecuación.

Las imagenes que os traigo hoy, son imágenes que a mi me transmiten emociones, recordandome las que sentí y me llevaron a hacer click. Ya me contareis si a vosotros os pasa lo mismo ...

Buscar o estudiar localizaciones, tiene a veces el añadido de permitirnos encontrar lugares realmente mágicos. Este que os muestro, es uno de ellos: un precioso pinar, asentado en una pradera, de una proa petrea que apunta directamente al Cantábrico. Horas podría pasar en el ...

Mágico rincón
Canon 40D, Tokina 11-16 a 11 mm, filtro degradado neutro suave y trípode.
1/13s, f/11, ISO200, RAW revelado en DPP.

A escasos 200 m de nuestro lugar de veraneo estos dos últimos años, un pequeño riachuelo esconde una joya policromada ...

Impresionismo
Canon 40D, Canon EF 70-200 f/4 L IS USM a 106 mm, polarizador parcial y trípode
1/8s, f/4, ISO400, RAW revelado en DPP

Y una imagen que recurrentemente busco cuando visito la costa astur ...

Un nuevo empezar
Canon 40D, Tokina 11-16 a 16 mm, filtro degradado neutro suave y trípode.
1/20s, f/11, ISO100, RAW revelado en DPP.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Persiguiendo sueños

Hace un par de años, en plenas vacaciones estivales, una imagen del fotógrafo luarques Cesar Gonzalez me llamó poderósamente la atención. Era una imagen rotunda, en un entorno salvaje, del que nunca antes había visto otra imagen.

Inmediatamente me puse a buscar la posible ubicación de la playa y por la posición de la luna en la escena, tipo de roca y título, no me llevó mucho tiempo situarla con bastante precisión ... que luego me confirmaría Cesar en algún correo que cruzé con él. No obstante, ese año ya no dispuse del tiempo necesario para siquiera acercarme a ella, por lo que tuve que esperar hasta el siguiente para explorar los accesos, pues en esa costa una cosa es saber donde está una playa y otra bien distinta saber como se accede a ella. El año pasado, en alguna escapada con la familia, solo conseguí intuir el acceso, que me pareció dificultoso y arriesgado, y la permanencia en la playa, delicada, debiendo estar muy atento a las mareas para evitar que me cortara la retirada.

Este año, planifiqué previamente la sesión con tablas de mareas y el TPE y después de alguna jornada de exploración, conseguí descender previamente con la equipación adecuada (botas de montaña, pantalón largo, compacta y movil), aunque la marea me impidió acercarme al lugar desde donde esperaba hacer las fotos (unos 600 m desde el punto de acceso a la playa).

El día en cuestión, descendí antes del atardecer, con objeto de reducir el riesgo en el descenso y que tuviera tiempo de sobra en el spot para buscar encuadres. Primero, algunas imágenes preparatorias, con la atractiva vegetación de la zona intermareal.

Entre mareas
Canon 40D, Tokina 11-16 a 14 mm, filtro neutro, filtro degradado neutro y trípode
10s, f/11, ISO100, RAW revelado en DPP

La busqueda del mejor punto de vista y la observación de algunos cormoranes en la roca, hizo que me distrajera y perdiera la salida de la luna, que ya observé relativamente alta sobre el horizonte.

Entre mareas
Canon 40D, Tamron 17-50 a 23 mm, filtro neutro, filtro degradado neutro y trípode
30s, f/9, ISO100, RAW revelado en DPP

Siempre que visito lugares fotografiados por otros, me esfuerzo en buscar "imagenes diferentes", y en este caso para el "momento" había pergeñado un encuadre distinto al que había visto en la imagen de Cesar, pero la configuración de la zona intermareal no me permitía ejecutarla y puesto que la luna se elevaba sobre el horizonte, la noche avanzaba y lo mas importante, subía la marea, me vi en la necesidad de disparar encuadres muy similares al visto ...

Persiguiendo un sueño I
Canon 40D, Tokina 11-16 a 16 mm, filtro neutro?, filtro degradado neutro (cartulina negra?) y trípode
30s, f/10, ISO400, RAW revelado en DPP

... o ligeramente mas abiertos ....

Persiguiendo un sueño II
Canon 40D, Tokina 11-16 a 12 mm, filtro neutro?, filtro degradado neutro (cartulina negra?) y trípode
25s, f/10, ISO400, RAW revelado en DPP

.... o con otro formato ...

Persiguiendo un sueño V
Canon 40D, Tokina 11-16 a 14 mm, filtro neutro?, filtro degradado neutro (cartulina negra?) y trípode
30s, f/10, ISO400, RAW revelado en DPP

Ninguna imagen más pude hacer, pues la marea (viva) se manifestaba y no estaba dispuesto a correr riesgos estando solo. Eran las 23:30 cuando al lado del coche llamaba a Pilar para avisarla que estaba de vuelta ... y la oía suspirar al otro lado de la linea.

pd.: insisto, se trata de una playa con un arriesgado acceso, con riesgo de caida de piedras desde el acantilado y en el que hay que estar atento a la marea, en particular si es viva ... el que avisa ...

lunes, 22 de julio de 2013

Amapolas ... con otros ojos ...

Después de jugar con los velos o "color wash" aplicados a las amapolas de la anterior entrada, decidí buscar otros ejemplares que me permitieran otro tipo de enfoque, más directo, menos sutil, más intenso.

En esta ocasión buscaría el cielo en el encuadre, de forma que se combinaran los tres colores básicos en la imagen, garantía de impacto.

Todo pasión
Canon 40D, Canon EF 70-200 f/4 L IS USM a 200 mm, sin filtros ni trípode
1/125s, f/4, comp. exp. +1 1/3, ISO100, RAW revelado en DPP

La edición de esta imagen me ha supuesto un pequeño reto, pues con objeto de evitar la pérdida de texturas en los pétalos y asegurar la fidelidad del color del cielo, me he visto obligado a profundizar en lo que CANON define como estilos de imagen y que vienen implementados en todas sus cámaras, y por ende, en su programa de revelado, DPP (Digital Photo Professional). Espero poder compartir pronto una entrada dedicada a ellos ... pero tendreis que esperar ...

Ya sabeis lo que me gusta cegarme con el sol ... y en esta ocasión, no iba a ser menos. Una araña, tejiendo su tela, me dió la excusa perfecta.

Laborando bajo el sol
Canon 40D, Canon EF 70-200 f/4 L IS USM a 70 mm, sin filtros ni trípode
1/2000s, f/4, comp. exp. +2/3, ISO160, RAW revelado en DPP

Un grupo de amapolas que habían perdido sus pétalos, junto a otras completamente abiertas, supusieron un pequeño reto compositivo.

Selva roja
Canon 40D, Canon EF 70-200 f/4 L IS USM a 200 mm, sin filtros ni trípode
1/100s, f/5.6, comp. exp. +1 1/3, ISO100, RAW revelado en DPP

Una, me mostró todo su encanto, recien abierta al mundo ... y yo hice lo posible por realzarla, enmarcandola con unas notas de color aquí y allá ...

Recien abierta
Canon 40D, Canon EF 70-200 f/4 L IS USM a 180 mm, sin filtros ni trípode
1/160s, f/5, comp. exp. +1 1/3, ISO160, RAW revelado en DPP

... mientras otra, aparentaba ser lo que no era ...

La rosa que no es
Canon 40D, Canon EF 70-200 f/4 L IS USM a 173 mm, sin filtros ni trípode
1/125s, f/5, comp. exp. +1 1/3, ISO100, RAW revelado en DPP